Comunica Berlin 2016, gracias

Microficción la economía de las palabras - Escribiendo microrrelatos
Microficción, la economía de las palabras
19/07/2016
Desde Múnich con Jamón - Historias de una emigrante en Alemania
Desde Múnich con Jamón
26/01/2017

Allá por junio de 2016 escuché por primera vez acerca del programa Comunica Berlin. Anteriormente había leído sobre Friends of Spain e.V. y algunas de las iniciativas que esta organización lleva a cabo pero esta vez era diferente. Desde la organización contactaron conmigo para preguntarme si querría ofrecer un taller sobre blogs y contenidos durante los meses de agosto y septiembre en Berlin. No me lo pensé demasiado, acepté casi de inmediato. Después llegó el tema económico y las dudas sobre qué tipo de material preparar y cómo estructurar el contenido. Por si fuera poco, se produjo una baja y me ofrecieron impartir también el taller sobre redes sociales. Dos por el precio de uno y también un fin de semana extra en la capital de Alemania. ¿Quién podría resistirse a tan tentadora oferta?

Verano 2016, Comunica Berlin

Los últimos meses han sido una locura: entre semana trabajando en la agencia en los proyectos de los clientes internacionales, aprovechando los huecos libres para preparar los talleres y después 4 fines de semana entre Múnich y Berlin pasando casi más tiempo en los aeropuertos que de turisteo en Checkpoint Charlie.

Pero no me quejo, no lo hago porque he aprendido de las experiencias y anécdotas de cada uno de los participantes en los talleres de Comunica Berlin, porque he perdido el miedo a la ley de Murphy y los problemas de última hora (todo se resuelve aunque sea a lo McGiver con un alambre y una cinta adhesiva), porque el coworking space en SomoS y sus habitantes son únicos, porque recordé todo lo andado en los últimos 7 años desde que llegué a este país, porque estoy orgullosa de cada blog y/o proyecto germinado en los talleres o como consecuencia de los mismos, porque el equipo detrás de Comunica ha hecho todo lo posible y lo imposible para que los talleres fueran una realidad, porque el resto de docentes son auténticos expertos y mejores personas a los que no habría conocido, porque económicamente  ha quedado lo comido por lo servido pero a nivel personal he triplicado lo invertido y porque he disfrutado de lo lindo de Kreuzberg y Neukölln en los ratos libres y pausas de los talleres. Gracias, Comunica Berlin 2016.

Deja un comentario